La relación de lo existente y lo inexistente



El tiempo pasa para todos. Para Ibrahimovic, que ya empieza a sentir que está en su curva descendente en cuanto a rendimiento y por eso cada partido para el se convierte en un desafío especial, teniendo en cuenta que su cuerpo puede no responderle, como pasó este jueves que no pudo jugar. Y lo mismo vale para la banda del vodka y el toque. De ese ambicioso –pero no demasiado, bien al estilo ruso- equipo que pregonaba el toque, la movilidad, la sorpresa, el ataque por los costados, la potencia, hoy solo quedó el recuerdo, de lo que lograron en esa Euro 2008, de como nos ilusionaron con tener mayor vuelo, y de como fueron fracasando y pecheando una y otra vez, mientras esa estrella se apagaba.

La vida futbolística se les pasó, como a todos. Y hoy toca un nuevo camino, una nueva gente, un nuevo trajinar, volver a cargarse esa pesada mochila de frustraciones y limitaciones, y empezar a caminar.

El equipo de un Capello de nefastos resultados y aún peor juego durante el último mundial empezó su camino a la Eurocopa como lo acostumbra, haciéndose fuerte en condiciones adversas contra equipos en los papeles mas débiles pero que en su casa suelen hacerse fuertes.


La puesta en escena prometió mucho mas de lo que terminó siendo debido a una motivación que demostraron los jugadores y lentamente se fue apagando, quizás por la rápida concresión del 1 a 0 por parte de Kokorin, ese delantero que no es lo suficientemente hábil para ser único centrodelantero de la selección, pero que le sobra como mediapunta para acompañar por ejemplo a Dzuba, el 9 de la gente. La definición suave contra el palo derecho fue exquisita.

Suecia reaccionó alcanzando rápidamente un penal pateado a media altura por Larsson que Akinfeev, volando hacia su derecha, desvió como nunca (?). El partido fue aplacado por una Rusia que bien parada en bloque hacía circular la pelota de un lado al otro pero sin ningún tipo de riesgo ni movilidad de sus jugadores, que provocaba que solo un duelo 1 vs 1 pudiera generar desequilibrio, y el partido lo fue durmiendo a Suecia.


El equipo local en una jugada rápida filtró una pelota a la espalda de Smolnikov que se había ido a comprar Absolut (?) y el centro de la muerte ubicó a Toivonen que empató el partido y selló el resultado.

Las 5 figuras del arranque de la Premier

Pasadas 9 fechas, con Zenit puntero alcanzando 25 puntos, CSKA segundo a 21 pero dando asco internacionalmente y Terek metido entre los primeros 5, nos olvidamos del funcionamiento colectivo y nos fijamos en las 5 figuras rutilantes del último tiempo

Hulk


El brasilero empezó a dejar los postres para llegar en buena forma contra los alemanes en el mundial. Se comió 7, es cierto, pero está hecho una aplanadora y es el que otorga cambio de ritmo en 3/4, desequilibrio y goles impresionantes para un Zenit dispuesto a ganarlo todo.

Artem Dzuba




El Dzuba de la gente. Spartak necesitaba goles y ni Lucas Barrios ni Movsisyan se los estaban dando en la cantidad necesitada. Artem se tuvo que comer (?) varios prestamos a equipos menores como Rostov, donde la rompió en la pasada temporada, mientras seguía siendo ninguneado por Karpin. Pero ahora finalmente lo tuvieron en cuenta, respondió con goles y la gente lo pide para la selección.

Chris Samba




El defensor brasilero logró asentarse luego de una primera mitad de año dubitativa en la que reemplazó al argentino Leandro Coty Fernandez. Ahora es clave para la refundación del Dinamo, ganando de cabeza en el area propio, pero sobretodo en la contraria, con goles consecutivos en varias fechas, que le dieron vida al equipo policial en la Premier y en la UEL.

Mauricio Pereyra




El uruguayo ex Lanus no solo participa en la recuperación del juego y da una mano a la hora de volver a defender, también ha hecho un par de goles importantes, como en la fase previa de la Europa League, donde remató desde afuera del area para darle el triunfo a Krasnodar sobre la hora ante la Real Sociedad.

Bibars Nathko



Nacho (?) para los amigos. CSKA con Honda y luego sin el, tuvo un serio problema, el estancamiento, la falta de cambio de ritmo a la hora de generar juego sobretodo en el mediocampo, por lo que muchos de sus goles eran generados básicamente por el desequilibrio en el mano a mano de sus delanteros Ahmed Musa y Seydou Dumbia. Para remediar eso, el equipo de Slutsky invirtió en 2 jugadores de Rubin que están dando sus frutos: Nathko y Eremenko. El israelí no solo funciona como nexo entre la defensa y el ataque sino que también es ejecutor de pelotas paradas y ya lleva 5 goles en el torneo, jugando como volante.

Moscu (Parte II)

El estadio del Spartak ya está listo! El okritie Arena ya está terminado y fue puesto en funciones tras haber sido inaugurado tres veces (?), la primera vez con un partido entre las viejas glorias del club moscovita, el segundo un partido amistoso ante el Estrella Roja de Belgrado y el tercero este domingo en el primer partido oficial, triunfo por 3 a 1 sobre el legendario Torpedo en el histórico clásico capitalino. En las imágenes se puede ver la suntuosidad impactante en toda la construcción y las terminaciones, la excelente vista, el monumento al guerrero spartano, la pantalla gigante por fuera del estadio, el cómodo ingreso, la visión desde las tribunas y un amplio restaurante de comidas rápidas bajo las mismas, con conexión de wi fi para que las mujeres y los niños puedan entretenerse mientras miramos el partido.

 

Volver a empezar

Como había dejado ya de ser costumbre (?), es tiempo del típico informe de altas y bajas en los equipos de la Premier de cara al inicio del próximo certamen que comenzará el 1 de Agosto














































































































De paso les anticipamos como se disputará la primer fecha:

Viernes 1 de Agosto: 

Rubin Kazan - Spartak Moscú

Sabado 2 de Agosto: 

CSKA - Torpedo Moscú
Arsenal Tula - Zenit
Ural - Mordovia
Kuban - FC Ufa

Domingo 3 de Agosto:

Lokomotiv - FC Krasnodar
Dinamo Moscu - FC Rostov

Lunes 4 de Agosto: 

Terek Grozny - Amkar 

Kazan (Parte I)

¡El estadio del Rubin y sede del próximo mundial de 2018 ya está listo! Se empezará a utilizar para partidos de la Russian Premier League en la próxima temporada.


Tiene capacidad para 45105 espectadores sentados.


La construcción a la empresa Populous le tardó 3 años y costó unos 450 millones de dólares.


El estadio está en la zona noreste de la ciudad, y se puede llegar bajando en las estaciones 5 o 6 del Tram, el metro de Kazan, o tomándose la linea 7 del trolebus que va desde el centro. 


De todas maneras, está planeada la construcción de una estación del subte para mejorar el acceso al estadio.


Las lineas de colectivo que llegan al estadio son las 10a, 15, 18, 33, 35, 36, 44, 45, 46, 49, 55, 60, 62, 76,


La cancha fue probada en un amistoso de la selección local contra Eslovaquia el 26 de mayo de 2014. El campo mostró algunos problemas y actualmente se trabaja para mejorarlo.


El estadio cuenta con instalación de sol artificial para el arco al que no le da la luz natural.


Se puede hacer un tour para recorrer el estadio, pasando por la area VIP, la sala de conferencias, los vestuarios y las tribunas. Dura una hora y cuesta 300 rublos.

Plácido Domingo metió mas goles que Karadeniz en ese arco

El estadio fue construido sobre 19 mil pilotes móviles de hormigón y es capaz de resistir hasta un terremoto de 7 grados en la escala Richter. 

La desilusión (разочарование)

El mundial de Brasil transcurrió para la banda del vodka y el toque sin que esta pudiera hacer nada, enajenada de lo que estaba pasando a su alrededor: el futbol.

Una generación de futbolistas de buena técnica individual, formados y aleccionados en su mayoría por entrenadores extranjeros que los prepararon para competir a nivel europeo, se despidió de su participación en el seleccionado sin lograr mayores éxitos ni tampoco una actuación remotamente cercana al triunfo sobre Inglaterra en eliminatorias o sobre Holanda en la Eurocopa. Jugadores como Zhirkov, Berezutsky, Fayzulin, Denisov, Samedov y Kerzhakov, se jugaban la última ficha en este torneo al que costó tanto llegar mas por los fracasos anteriores que por la dificultad de la eliminatoria per sé.


KerzhaGOL merece un capítulo aparte. Desde hace 5 años es vilipendiado por el público en general y por este blog en particular. Pero sin embargo, siempre que las cosas se pusieron complicadas, con amor propio, mañas, experiencia y esfuerzo, el acorazado apareció para hacerse cargo. En el Zenit y también en la selección. Mas de una vez entrando desde el banco. En las eliminatorias y también en su último mundial -era el único sobreviviente de Corea - Japon 2002-. Ah y alcanzó a Vladimir Beschastnikh como máximo goleador de la selección con 26 tantos. Nuestros respetos.

Fabio Capello fue contratado para manejar el timon de un equipo que no encontraba el rumbo tras quedar eliminado injustamente del Mundial 2010. Su plan fue básico: quitarse de encima a jugadores con mas peso que compromiso como Arshavin o Pavlyuchenko y reemplazarlos con jugadores jóvenes apostando al largo plazo, es decir a que estén consolidados a la hora de ser locales en 2018.

Para lograrlo, fue amoldando a un equipo de mucha calidad técnica un funcionamiento defensivo en bloque, privilegiando el orden y la concentración por sobre el desparpajo ofensivo. Durante los múltiples amistosos y partidos ante rivales menores en las Eliminatorias, el conjunto ruso fue poco a poco ganando en solidez y cuidando la pelota una vez que conseguía la ventaja, lo que dió tranquilidad a Capello y a los hinchas, con un equipo joven pero equilibrado, veloz pero no apurado, al que se le iban sumando jugadores del sub 21 a costa de algunas estrellas. Todo iba viento en popa hacia la Copa del Mundo.

Pero faltando un mes, tras una temporada excelsa donde llevó a su novel equipo por primera vez a la final de la Copa Rusa y a jugar la UEFA Europa League, Roman Shirokov se lesionó el tendon de aquiles y se quedó afuera del mundial. El ex Zenit era el alma del equipo, el único jugador capaz de conducir los ataques, de contemporizar, de meter pases entre líneas, de hacer algo distinto. Sin el único playmaker del equipo -ya que tercamente Capello prefirió llevar a Smolov y a Mogilevets relegando a Kasaev- Rusia quedó huérfana de futbol, incapaz siquiera de hacer buenos contragolpes al no tener quien comande las transiciones. 

Así se llegó al primer partido contra Corea del Sur, el mas facil del mundial, el que transcurrió sin que nada pasara. Los minutos se iban mientras Rusia los miraba marchar, sin darse cuenta de la gran oportunidad que se le escurría entre sus manos. ¿Dije escurrir entre sus manos? Perdon Akinfeev, fue sin intención.


El partido con Bélgica fue por una cuestión lógica el de mejor rendimiento del equipo. Decimos lógica atendiendo a la lógica rusa de tener una actuación grandiosa frente a los grandes, y una mas bien vaga frente a los débiles, cuestión a la que Capello no pudo sobreponerse a pesar de cambiar nombres e intentar disciplinar al plantel. Luego del empate 1 a 1 con Corea, el panorama era claro: había que ganar alguno de los dos partidos restantes para clasificar. Rusia cerró los caminos de Bélgica por los costados y con eso le alcanzó para hacer un primer tiempo digno, en el que la ocasión mas clara fue un cabezazo de Kokorin que se fué a centímetros del palo. 

Kokorin se peleó con la pelota durante todo el torneo. Inconexo en el primer partido, no pudo ser referencia ofensiva y quedó eclipsado ante el ingreso de Kerzhakov en el segundo tiempo, quien marcó el empate a los pocos minutos de haber ingresado al terreno.

El segundo tiempo encontró a Bélgica perdida en el campo, a merced de Rusia que no supo qué hacer con la pelota y dejó pasar su momento de dominio territorial y de posesión de pelota. Faltando 10 minutos, sin resto físico luego de presionar durante todo el partido, el equipo de Capello se quedó sin fuerzas para soportar el primer desborde de Eden Hazard por la izquierda, quien burló a Eschenko, sirvió el centro atrás a Origi y liquidó el pleito. Con el 0-1 consumado comenzaron los cuestionamientos reales respecto del funcionamiento de un equipo sólido en defensa pero inofensivo.


Finalmente el partido con Argelia resultó lo que todo el mundo esperaba: un tibio atisbo de rebeldía tras un par de cambios (de nombres, no de posición) contra un rival difícil que siempre se mantuvo en partido, esperando el momento Akinfeev de la noche...



Pasado el gol del empate, todo el peso recaía una vez mas sobre los hombros rusos, que hicieron lo que mejor les salió durante toda la copa: tomar las doce sillas y sentarse a ver como se les pasaba el mundial ante sus ojos, torneo en el que poco y nada hicieron jugadores jóvenes que no tenían experiencia alguna en partidos tan pesados a este nivel y al que les quedó enorme la responsabilidad de hacerse cargo del equipo, dejando expuestos los errores de Capello que no se remontan a la confección de la lista de 23 convocados, sino mucho antes, cuando por apegarse en demasía al plan fue secando al equipo y dejándolo sin variantes a las cuales echar mano cuando las cosas se complican.